Brasil con Aron

Como algunos fieles lectores saben, hemos hecho el seguimiento de nuestra consentida Valen en su Bitacora de Viaje  y es que no sólo ella está dejando el nombre de Chile en alto, también tenemos al otro lado de Colombia en la cálida y fiestera Brasil a Aron Antimao o “el rulitos” haciendo su volutariado en Teresina de Piauí.

Aron es de Temuco y una de sus pasiones más grandes es la de ser un apoyo para los jóvenes emprendedores así que según su criterio, eligió el proyecto ideal para ayudar a desarrollar esas habilidades  que quiere poner en práctica… Pero vamos por parte, Aron esta al norte de Brasil y lo primero que me comentó fue lo cálido del clima y su gentilicio aunque más maravilloso aún, la bienvenida de su familia host . 

Su proyecto es el de Gira Mundo y trabaja directamente con una ONG, en donde los principales beneficiados son los niños y jóvenes en los sectores más vulnerables de la ciudad. El objetivo principal es el de crear actividades dinámicas donde se educa a los jovenes sobre la igualdad de oportunidades e igualdad de genero y a la par se realizan capacitaciones de herramientas en informática; la mejor parte de todo esto es que en la misma ONG hacen recolección y restauración de libros y computadores para proporcionarlo a los estudiantes.

Me causó mucho interés el por qué Aron fue tan específico con ese sitio y este proyecto, a lo que me respondió : “La riqueza cultural presente en la ciudad es única, Teresina es muy diferente a otras partes de Brasil, incluyendo la comida y la música” Supongo que en algún momento tendré que vivirlo por mi misma…

Siempre que llegamos a un nuevo lugar aunque sea increíble, es difícil el proceso de adaptación, familiarizarse con el sitio, las personas y ¡el idioma como este caso! Pero considero que con el apoyo adecuado y el ánimo que nos llevemos en la maleta es como podemos sobrellevar cualquier situación. Aron no fue la excepción y vivió esa sensación de choque pero ha sido opacado por la receptividad, preocupación y fraternidad de los lugareños y las personas que lo recibieron tan amorosamente.

Para mi no existen las casualidades y que Aron junto con todos los embajadores de Chile en el mundo, estén viviendo estas maravillosas experiencias en medio de las festividades (si, amo la navidad) no es una casualidad tampoco, lo que un voluntariado se lleva consigo cuando regresa a su país no son simples fotos de perfil lindas ni obsequios o una suma de sellos a su pasaporte, son vivencias profundas, son amigos que duran para siempre, son momentos de apoyo cuando más lo necesitaban; es la sensación de haber compartido tantos dias felices con personas que sin querer, serán importantes en su vida.

 

Viviendo la experiencia – Bitácora de Valen

Bienvenidos nuevamente a la bitacora de nuestra querida Valen.

Debo decir que es muy cierto  cuando dicen que podemos vivir a través de experiencias ajenas, escuchando historias como la de Valentina y muchos otros voluntarios es imposible que no me emocione e incluso me cuestione de manera positiva sobre tantas situaciones en las que a menudo nos vemos envueltos. Claramente la época festiva ha llegado y vivirla en otro país, rodeado de una cultura tan distinta a la tuya es una experiencia enriquecedora.

Cuando le escribí a Valen lo primero que me comentó fue lo diferente que era todo, lo raro; pero siempre en el mejor de los sentidos. Tal vez muchos no lo sepan pero en Latinoamérica tenemos una riqueza cultural muy amplia y las diferentes costumbres, por supuesto, no tardan en hacerse notar cuando salimos de la puerta de embarque a sumergirnos en una aventura.

Navidad es una de las festividades que más se ha globalizado, cada país tiene su manera de celebrarlo, incluso unos con un tanto más de entusiasmo que otros. En Colombia se pasa delicioso, personalmente la variedad de platos es lo que mas me entusiasma cuando visito un país y a Valen esto tampoco se le ha pasado por alto, lo primero que me comentó fue que probó y amó al instante el tamal y los batidos de frutas típicas, el tamal es uno de los platos navideños tradicionales en Colombia. Pero por supuesto, la vida compartida siempre es más ¿no es cierto? Mientras faltaban uno dias para dar inicio a su proyecto We Speak, Valentina no dudo dos veces en comenzar a explorar otros proyectos que habían comenzado e incluso apoyando en las actividades, enseñandole un poco de Inglés a los niños y trabajando principalemente con herramientas y actividades que desarollen la creatividad.

La gran mayoría de los voluntarios aman la diversidad que los rodea, Vale ha conocido no sólo la cultura Colombiana ¡tambien Mexicana e Italiana! Como buenos AIESECos, las ganas de hacer nuevos amigos no se hace esperar y que rica la sensación de que estés haciendo algo que te gusta y te consigues a personas que comparten tu visión, que van a vivir las mismas experiencias que tú, alli está la magia del intercambio, insisto, compartiendo la vida siempre es más…

Valen va a comenzar con su proyecto de enseñanza en Inglés a niños y pienso en la coinicidencia tan grata de recibir, dando algo a cambio. No se si sea porque se viene la Navidad pero que maravilloso tener la oportunidad de aportar justo cuando vivimos una època donde lo más importante es agradecer pero sobre todo compatir. Compartir con nuevas personas, compartir esa experiencia tan especial como es el voluntariado, compartir tus conocimientos y ver como se te regresa con creces aunque no lo esperes, se que Valen vivirá momentos maravilloso en los cuales muchos podrán ser testigos de ello.

Lo más delicioso de las festividades es el ambiente de gratitud y las ganas de compartir que las personas sienten, nuestros compañeros que están ahora mismo viviendo esta experiencia rodeados de una nueva cultura  no lo ponen en duda, le pregunté a Valen por 3 cosas que más ha disfrutado en su viaje y la respuesta fue lo más adorable del mundo; la amabilidad de los colombianos y su familia host, el apoyo de su familia y su comité en Chile y por supuesto… Los jugos colombianos, quien la puede culpar.

 

Tips para encontrar el proyecto de tus sueños

¡Hola otra vez chicos! Hemos hablado sobre la experiencia de Valen estos últimos días y quiero comentarles mucho más al respecto porque tenemos 2 experiencias más de nuestros miembros AIESECos que están tocando la puerta, pero soy bondadosa y quiero ayudarles desde el principio, muchos se deben preguntar ¿como hizo antes de irse? ¿como encontro ese proyecto? ¿Como eligió el país? Pues he venido a  regalarles un poco de sabiduría. El día de hoy les voy a dar consejos rapidos y practicos para la busqueda del proyecto de sus sueños. Irse de intercambio no es tan dificil como parece, a pesar de las dudas que a veces nos invaden les digo que esta experiencia merece el esfuerzo. Así que comencemos de una vez.

  1. Hazte las preguntas indicadas ¿Por que quiero realizar el intercambio? Es por mejora personal, crecimiento profesional, un poco de ambas (¿?)… preguntate a ti mism@ que quieres lograr con esta experiencia y lo que te gustaría obtener al hacerla, siempre es necesario tener un WHY, no importa el que sea.
  2. Si quieres desarrollarte como persona; ¿que puntos te gustaría mejorar? ¿que habilidades deseas obtener? ¿por que sientes que ésta experiencia te ayudaria a crecer?
  3. Si quieres aprender una labor más profesional; ¿como te ves en un futuro y que quieres aprender? ¿que aportes quieres dejar en una comunidad (pequeña o grande)? ¿eres de apoyar a el desarrollo de una iniciativa o prefieres el trato directo con personas?
  4. En base a las últimas preguntas podrás saber que buscas en un proyecto, si eres más de enseñar a los niños, si quieres ayudar al desarrollo sustentable de una comunidad, si eres de leyes y prefieres ser un apoyo jurídico en una ONG, tantas posibilidades…
  5. ¿A donde quieres ir? Es muy importante saber exactamente los sitios que tenemos en mente para conseguir un proyecto con anticipación, lo primordial es conocoer el país a donde quieres ir, no está mal pensar en donde te gustaría pasar unas gratas vacaciones y ayudar a alguien ¿no es cierto? Toma siempre 3 opciones y elige la que mejor se adapte a tus necesidades.
  6. Si ya tienes a tu paìs, solo entra en este portal y accede a todos los proyectos que AIESEC tiene, si conoces el punto geográfico, ya hiciste la mitad del trabajo. Es bastante sencillo realizar la búsqueda. Ingresa el país, selecciona Voluntario Global y cliquea en Más Filtros, una casilla dice ODS, ahi puedes revisar todas y cada una de los objetivos para desarrollar tu voluntariado.
  7. Si ya respondiste las preguntas anteriores con facilidad ¿QUE ESPERAS PARA TOMAR TU VOLUNTARIADO?

La planificación es base, si bien los planes espontáneos siempre terminan siendo geniales, crear un plan en base a lo que tenemos en mente nos ayuda  a trabajar por ello. Si te haces una idea clara sobre lo que quieres trabajar será mucho más facil encontrar el proyecto que tanto quieres y lo harás en corto tiempo, de igual forma nunca hace daño ahorrarse unos pesos en boletos de avión si nos lo proponemos ¿o no?

Bon Voyage!

Vamos a Colombia

Colombia

Esta semana tuvimos el BLACK FRIDAY en AIESEC Chile y entre los destinos más apetecidos para realizar tu voluntariado en el extranjero se encontraban Brazil, Egipto, Perú y Colombia. Quiero hablarles de varios temas sobre estos destinos, asi como curiosidades a la hora de realizar nuestro viaje, hoy es el turno de mi consentido Colombia no sólo por la diversidad de proyectos que tiene si no porque una de nuestras AIESECas Valen está tomando su voluntariado en Cucuta, puedes leer sobre ello AQUÍ .

Bienvenidos a Colombia, a pesar de tener un mismo espíritu y ese toque tan latino, la mayoría desconce la diversidad cultural que existe dentro de Colombia e incluso la variedad en clima. Colombia se encuentra en el noroccidente de Sudamérica y al tener zonas limitrofes con el mar y parte de los andes, la variedad geográfica hace que solo aumenten las ganas de concocerlo, paseando desde zonas frías como mi amado Bogotá hasta zonas montañosas como Boyacá y por supuesto la tan aclamada zona costera como las tan conocidad ciudades de Santa Marta, Barranquilla y Cartagena.

Como les comenté, una integrante de AIESEC está realizando su voluntariado en Cucuta, esta ciudad se encuentra en zona limítrofe con Venezuela y está en constante actividad;  Cucuta mantiene un ambiente multicultural palpable, la experiencia de conocer a personas de diferentes paises en un solo punto y que la cultura de ambos esté tan marcada no se encuentra siempre. En Cucuta puedes realizar un proyecto de intercambio de enseñanza a niños pequeños, como Valen.

Colombia cuenta con playa y montaña así como exótica selva en la región amazónica y ni decirles la experiencia gastronómica; creo que es una de las cosas que mas amo y cambia dependiendo del sitio donde estés, si vas a Bogotá puedes subir en teleférico al cerro de Monserrat y disfrutar la vista con un rico chocolate caliente, quesito y almojabana pero si tomas un paseo por la región de Antioquia te vas a conseguir con la tan famosa Bandeja Paisa, un plato que merece ser escrito en mayúsculas por lo gigante y delicioso que es.

En Colombia hay muchas fechas significativas que vale la pena conocer, por ejemplo, en Medellín se celebra alrededor de octubre “la feria de las flores” un festival sumamente colorido donde vivirás la experiencia del carnaval con el toque de los lugareños de la ciudad, “los paisas”; en varias ciudades de Colombia te conseguirás con la famosa chiva un autobús antiguo rediseñado,  pintado de colores y diferentes formas, en el cual se hacen fiestas, si, fiestas. En la chiva disfrutarás un ambiente nocturno o un carrete totalmente diferente, sin ventanas y a una velocidad acorde, podrás conocer la ciudad parrandeando; en Cartagena estos autobuses son sumamente famosos.

Latinoamérica es rica en cultura y a veces tomandonos la molestia de conocer un poco más a nuestro vecino o investigando, podemos darnos cuenta que tal vez no seamos tan diferentes entre nosotros mismos, sintiendonos comodos incluso en tierras lejanas y algo que palparas apenas toques Colombia es la hospitalidad de sus habitantes.  Si no me crees, preguntale a Valen. Y tu ¿ya tomaste la decisión de hacer el voluntariado?

 

Sana y Salva – Bitácora de Valen

IMG_1423

CAPITULO II
Safe & Sound – Cúcuta

Nuestro objetivo ha llegado sano y salvo a su misión…No no es cierto, pero después de mucho nerviosismo y preparación Valen al fin llegó a su destino, en una ciudad bastante particular, Cúcuta – Colombia. Le pregunté como fue la llegada y lo primero que menciono fue la calidez de su familia host pero antes de eso hablamos sobre una situación típica de cuando viajamos; su vuelo de Santiago a Bogotá sufrió retraso, pero como buen miembro de AIESEC no dejó que el estrés pudiese mas que ella y al llegar al aeropuerto de Cúcuta horas más tarde, se consiguió con la sorpresa de que su familia de acogida estuvo todo ese tiempo esperando a que llegara.

Es bueno saber que así como nosotros acompañaremos a Valen desde la distancia ella esta en buena compañía también; mientras, vamos a seguirle el paso en sus actividades y las aventuras que su viaje depara. El proyecto que escogió la Vale es de enseñanza, se llama “WE SPEAK” y su principal objetivo es el de dar clases de idiomas a niños pequeños en una escuela local, estos proyectos los pueden encontrar en el portal de oportunidades.

Como llegó hace poco, esta semana estará en proceso de adaptación, familiarizandose con la familia, su entorno, las actividades que va a realizar y por supuesto, todo sobre la ciudad. Cúcuta como dije al principio, es bastante peculiar ya que es una ciudad fronteriza de Colombia con Venezuela, combinando lo  mejor de dos mundos; la diversidad que se vive en Cúcuta es muy amplia pues convergen dos culturas en una misma ciudad y es bastante notorio, en una misma calle conseguirá una combinación de los tradicionales buñuelos colombianos y la clásica arepa venezolana, así como el gentilicio.

¿Existe algo mejor que conseguirnos una variedad amplia y rica en cultura realizando nuestro intercambio? Lo dudo. Estoy segura que Concepción ahora será un sitio que muchos Colombianos y Venezolanos querrán visitar en sus vacaciones.

 

Estar abiertos a recibir

ben-white-131245“Bendecidos aquellos que pueden dar sin recordar y recibir sin olvidar”

Cuando tenemos una experiencia en el extranjero pensamos mucho en el punto de vista de la persona que realiza el voluntariado, como es el shock cultural, como sobrelleva las situaciones en un ambiente totalmente diferente; pero se nos olvida la otra parte de la historia, el receptor.  No todo el jugo de la situación esta en irnos, también recibir a alguien es una experiencia a contar, comencemos esta semana familiar contándoles parte de mi historia…

Mis dos experiencias cercanas con intercambistas fueron ambas en Venezuela, una hace más de 6 años y otra hace un año; aquí va:

Cuando tenía quince años llego una  niña extremadamente rubia a mi colegio, que no hablaba absolutamente nada de español y estaba hecha un manojo de nervios, su nombre es Sarah y actualmente es una de las personas mas extrovertidas y aventureras que conozco, teniendo el privilegio de decir que es una de mis grandes amigas. Saritah viene de Alemania y su primer intercambio fue en el rincón más pintoresco de Venezuela que es mi ciudad Barquisimeto.

Pasamos un año increíble, donde no solo causó impacto en la vida de muchas personas (incluyéndome) si no que en ella creció un amor enorme por mi país y todo lo que lo componía, haciendo que de una u otra manera creciera en nosotros, quienes la rodeábamos, mayor interés en  saber que era aquello que exactamente le gustaba tanto de nuestro país y por que sentía tanto cariño… Eso es una parte de lo que hacen los intercambios en nuestra vida, nos hacen reflexionar sobre quienes somos y valorar en donde estamos, sin importar en que parte del globo terráqueo estés, ver la felicidad y el cariño que hablan de las personas con quienes creciste  y la ciudad donde naciste no tiene precio.

Por otro lado también despertó una curiosidad insaciable en mí y allí comenzó mi travesía en el mundo de las diversas culturas, lenguajes y viajes, oh los viajes, mis tesoros más preciosos. Pues bien, regresemos al tema; Sarah sigue siendo mi amiga hasta la actualidad y el cariño que ella desarrollo por mi país yo lo desarrollé por el de ella, encontrando personas maravillosas en el camino y oportunidades únicas. Ese fue nuestro regalo, sensaciones increíbles, recuerdos inolvidables, experiencias de crecimiento y amistades inquebrantables.

Mi otra experiencia cercana fue con mi amada amiga Ana Paula, de Brazil. Después de un largo camino de adolescencia Pauli y yo no encontramos en una escuela de idiomas, yo enseñaba inglés y ella portugués, naturalmente. Nuestra amistad comenzó cuando enseñándole español le explicaba  la diferencia entre “esta y está”  y luego a conversar sobre la vida sin faltar por supuesto el amor, ambas sufríamos de un diagnóstico de corazón medio roto…¡Un tema que une a cualquiera!

Nuestra amistad creció como la levadura, le enseñé en medida que pude todo sobre mi cultura y ella de igual forma me contaba sobre Brazil; pasábamos nuestros almuerzos juntas y le recomendaba semanalmente comidas y sitios que visitar. Ani Pau es una de las personas a las que tanto cariño les guardo, hablamos cuando nuestros horarios se adecuan pero se que la querencia es la misma.

Estas dos amigas aunque no tengan nada en común, a excepción de esta servidora, han causado un impacto diferente en muchas personas, les crearon consciencia de nuevas culturas, crearon inspiración incluso motivación de dar el siguiente paso que necesitaban para arriesgarse a tomar una aventura, crearon una nueva pasión, una nueva dirección, sin querer… El recibir también es una experiencia, si decides tomar un voluntariado recuerda también el legado que de alguna manera dejarás.

La historia nunca termina cuando regresas, es cuando apenas comienza; mi historia recibiendo no termina aún, varios chilenos han dejado un gran impacto en mi vida también, supongo que estoy destinada a llenar mi celular de códigos extranjeros y anécdotas a retratar…

 

7 Razones para irte de voluntariado

IMG_5703

 

¿Que nos gusta de viajar? ¿Que nos gusta en ayudar al otro?

Este post va dedicado a buscarle siempre lo positivo a cualquier situación y que mejor positivismo que generar un cambio mediante “Voluntario Global”. La idea de explorar sitios diferentes y conocer nuevas culturas, la gratificación de generar un impacto en la vida de alguien… Para mi es una invitación a la que asistiría sin duda alguna.

1) “Atrévete a ser parte de un cambio real en el mundo” Siempre nos quejamos sobre los problemas ¡Pero no hacemos nada al respecto! Diferénciate trabajando en pro al cambio positivo de una comunidad.

2) “El conocimiento es poder” Conocer a fondo sobre los temas y situaciones actuales en distintos países, especialmente Latinoamérica.

3) “Atrévete a salir de tu zona de confort” Tener  la posibilidad de vivir una experiencia totalmente diferente en estas vacaciones.

4) “De la experiencia nacen las fortalezas” Sumar este tipo de experiencias a tu currículum laboral no suena tan mal ¿cierto?

5) “Ayundado a otros nos ayudamos a nosotros mismos” Se parte de la solución a una problemática y aprende las lecciones de esa hermosa vivencia.

6) “Crea liderazgo e independencia” Hay alguna mejor manera de desafiarte a ti mismo que tomando iniciativa en un ambiente diferente con personas que quieren aportar lo mismo que tú. (No lo creo)

7) “Crear anécdotas y generar gratos recuerdos” Un voluntariado es una experiencia única en donde puedes combinar el turismo consciente generando real impacto social a tu alrededor y llevándote maravillosos recuerdos a tu hogar.

¡Un bonus! Puedes tomar tu voluntariado con algún amigo; nada dice “amistad eterna” como un viaje. Atrévanse a unirse a la aventura, atrévanse a generar impacto, atrévanse a diferenciarse y quien sabe si el día de mañana puedan crear cambios en su comunidad.

¡Anímate a ser parte de la cambio!

 

AIESEC desde adentro; una nueva filosofía

 

Cuando sentimos pasión por algo nos llevamos más allá de lo cómodo, queremos explorar e indagar en torno a aquello que nos está moviendo el suelo; asi que el día de hoy he decidido emprender una búsqueda interna haciendo viajes externos para conocer sobre AIESEC y su esencia real,  por ello debemos conocer a quienes lo componen, al fin y al cabo, somos una organización que no estaría de pie sin sus integrantes.

Beli Urrea, actual LCP (Presidenta del Comite Local de Santiago) es uno de los miembros más antiguos de AIESEC Chile, quien no solo me ha conmovido a mi si no a todos quienes la han conocido, por su entusiasmo y carisma tan contagioso. Mientras charlábamos sobre la vida y otros misterios, le pregunté sobre su experiencia AIESECa y la razón principal de ¿por que quiso entrar en AIESEC? Y su respuesta fue la más elocuente y la más real; “¡entré por lo motivos equivocados!” Entre risas me dijo, “Yo quería entrar porque pensaba solo en conocer extranjeros y siempre me ha gustado las culturas, así que dije, extranjeros y ambiente multicultural, ¿por que no?”

Como todo en esta vida, el destino jala de los hilos y nosotros nos movemos, la experiencia de Beli fue bastante intensa; paso de ser una newbie o nueva a tomar cargos que no le correspondían según su criterio  pero aun así Beli decidió seguir con el reto y aceptar las responsabilidades que se le iban dando. Luego de un tiempo transcurrido seguía sin saber exactamente cual era su misión en esta organización tan multifacética.

Durante un periodo de cambio de roles, Beli postulo para un cargo en un área especifica pero nuevamente, aceptó el reto no por convicción si no, y cito; “porque yo creía que podía hacerlo mejor”  Y el destino volvió a jugar sus cartas; entre subidas y bajadas en su vida personal y su vida AIESECa, Beli comenta que “Esta organización no es solo paz mundial, es descubrirse a sí mismo” y finalmente entendió el sentido real de AIESEC, porque más allá de trabajar por un bien común esta organización te regala la oportunidad de descubrirte de que explores como yo ahora y digas, quiero hacer esto y nada me lo va a impedir ¿por que? porque se que me basto y se que soy suficiente.

Como Beli, muchas veces debemos cometer ciertos errores para descubrir nuestra verdadera meta, años después de recorrido, hoy mi amiga me dice que su perspectiva dió un giro de 360 grados y concordamos en que tenemos que perdernos de a ratos para encontrarnos verdaderamente. Los mantras de Beli son sencillos y son filosofías de vida:

  • Creer en tí mismo verdaderamente, no por lo que sepas o no hacer si no por tu valor como persona
  • Crear inspiración en otros no tiene precio
  • Ser distinto es simplemente ¡ser distinto! no es malo ni es bueno.
  • El único mal líder es aquel que no toma decisiones

AIESEC da una sensación de hermandad que nos permite crear lazos y reflexionar sobre ti, sobre tus propósitos y tus metas, sin importar cuales sean. Soy fiel creyente que trabajando en la relacion con nosotros tus relaciones en la vida mejorarán, AIESEC nos recuerda la importancia de ello fomentando el apoyo y el cariño constante, recordándonos el valor de las personas en nuestra vida, por ejemplo, Beli ha cambiado el sentido de sus pensamientos y ha trabajado en una de sus relaciones mas importantes, con sus padres. Ese tipo de regalos son los que dejan legados en el mundo, creando mejores personas cambiando una pensamiento a la vez.

Beli descubrió su propósito el cual se basa en crear verdadero liderazgo en las personas, que las personas tenga fé en si mismas y puedan alcanzar lo que se propongan; a mi parecer lo ha logrado. AIESEC te da propósito, es un espacio donde te puedes permitir estar cómodo siendo tu mismo sin caer en la comodidad de no cambiar, es un pequeño hogar que tu decides cuanto cariño darle.

Sin propósito no hay motivación, sin motivación no hay metas claras, no hay felicidad

 

Antes, indiferencia. Ahora, felicidad

Hay cosas que sinceramente no me llaman la atención, otras que me hacen indiferente y otras tantas que desconozco o no sabía que existían, entre ellas se encontraba  AIESEC.

Y es que bien dicen que las cosas llegan a tu vida por alguna razón, de esas veces o días random que estás en la universidad y entran un grupo de jóvenes estudiantes hablando de liderazgo e invitando a hacer intercambios por el mundo.

Primera impresión: indiferente, el creer que es casi imposible.

Notas tanto entusiasmo en esos jóvenes, que realmente te llegan a sembrar la semilla de la inquietud, claro, renuente a creer y pensando que es demasiado cierto para ser verdad.

Después de la negación, decides dar la oportunidad y probar esa serie de cosas que te prometieron y que con tanto entusiasmo transmitían.

Segunda impresión: la semilla de la inquietud

Siempre se entra con el pie derecho, entras a otro mundo dentro del mundo en donde vives, y te encuentras con muchísimas cosas diferentes o que quizás nunca habías puesto atención. Empiezas a conocer personas con las que tienes alguna afinidad o cuentan con mínimo una cosa en común. De repente te encuentras en una habitación con un mix de idiomas, probando diferentes platillos típicos de diversos países y comienzas apreciar lo que te rodea, pero de una manera diferente, una manera tan rápida de encariñarte y donde sabes que ese cariño es bien correspondido.

Es ahí donde te das cuenta de que no todo lo que habías escuchado era una exageración y comienzas dejándote llevar por la motivación y las ganas de querer descubrir más del mundo al que ingresaste.

Tercera impresión: aceptar el reto y la felicidad

Después de un tiempo, te das cuenta de que el mundo no es tan chico como dicen que es, siempre has sido parte de él, pero de una manera indiferente, que vivías en un confort tan grande que después de dejarlo simplemente te sientes feliz. Feliz al saber que eres parte de un mundo diferente o que por lo menos estás colaborando en la mejora de él.

Y sí, el encontrar este espacio es infinita felicidad.

Felicidad e AIESEC

Fotografías de AIESEC Chile