Artículos redactados por nuestros aliados para el blog de AIESEC Chile.

10 Consejos para hacer amigos durante tus viajes

Además de todas las aventuras y recuerdos, lo que hace que viajar sea divertido es conocer gente nueva y hacer amigos de todo el mundo. Viajeros, mochileros y trotamundos, todos ellos saben lo que es estar en un lugar donde no se conoce a nadie. Generalmente todo el mundo es muy amable y es fácil entablar conversaciones. Sin embargo, hay dos tipos de personas en el mundo: las que hacen amigos solo con respirar y las que necesitan un empujón para salir de su zona de confort. Para hacer que el proceso de hacer amistades sea un poco más fácil, es importante tener una mentalidad abierta y curiosidad cuando haces algo que te interesa. Preferentemente, en una de estas diez situaciones:

1. ASISTE A CLASES DE IDIOMAS

Si vas a quedarte en algún país durante más de dos semanas, ¿por qué no te sumerges de lleno en la cultura asistiendo a un curso de idiomas? Podrás aprender frases útiles que te ayudarán en el día a día, así que el viaje será aún más divertido. Además, los compañeros de estudio a menudo se convierten en compañeros de viaje, lo que sería como si te tocase la lotería.

2. O ASISTE A OTRO TIPO DE CLASES

Puede que te gusten tanto esos guisos de conejo que no dejas de comer en Malta, que has decidido que es el momento de aprender a cocinarlos tú mismo y te inscribes a clases de cocina maltesa. O quieres aprender origami en Tokio para hacer un buen cisne y, por supuesto, también hay clases para eso. Independientemente de la clase que elijas, podrás hacer amistad con otros estudiantes y viajeros, es como en la escuela, pero de alguna manera más divertido porque estás en el extranjero.

3. VIVE CON LOCALES

Bien, no puedes plantarte sin más en la puerta de alguien y exigirle que te deje entrar, te dé de comer y sea tu amigo. Pero hay muchas formas de sumergirse en la cultura viviendo el estilo de vida local, ya sea haciendo couchsurfing o con AirBnB. Si vives en un apartamento o casa conocerás gente, vecinos y lugareños, y gracias a eso llegarás a conocer bien la ciudad.

4. HAZ VOLUNTARIADO

¿Por qué no hacer algo bueno para tu alma y para la comunidad mediante el voluntariado? Esto no solo te ayudará a mejorar el mundo dando algo a cambio al lugar en el que estás, también hará que te sumerjas en la cultura y te pongas en contacto con gente que se preocupa por causas importantes (y no olvidemos que es una forma genial de encontrar o hacer algo que te apasione).

5. COME Y BEBE

Todo el mundo tiene que comer y beber, y al escoger el mismo restaurante o cafetería, ya tenéis algo en común. Mira alrededor por si ves a alguien más que esté comiendo solo. Esto puede ser arriesgado, porque puede que esa persona quiera en realidad comer sola, pero puedes acercarte y decir, «¡Hola! Me he dado cuenta de que estás comiendo solo y yo también, y me estaba preguntando si podía unirme a ti». Solo puedes ganar, si sales de tu zona de confort podrías tener una conversación muy agradable.

6. RESERVA UNA EXCURSIÓN DE UN DÍA O PARTICIPA EN ACTIVIDADES

Muchos hoteles, escuelas o ciudades ofrecen visitas turísticas, excursiones o actividades. Esto te ayudará a recorrer tu nueva ciudad y la conocerás mucho mejor de esta manera que leyendo un libro. Normalmente estas excursiones y actividades se hacen en grupo, así que estarás rodeado de gente con la que podrás hablar y hacerte selfies. Quién sabe, puede que acabes comiendo en ese restaurante por el que pasaste antes o que recorráis juntos la ciudad.

7. ALÓJATE EN UN HOSTAL

Muchos mochileros y gente que viaja sola se alojan en hostales, porque suelen ser más baratos que los hoteles. De esa manera, te encontrarás con un montón de gente de mentalidad abierta y con muchas situaciones agradables, como un desayuno en un comedor común o actividades de grupo en las que es más fácil relacionarse con los demás. Habrá viajeros que estén en vacaciones y algunos hasta en un año sabático por lo que seguramente encontrarás muy buenos consejos sobre viajes, así que vale la pena entablar una conversación, independientemente de dónde te alojes.

8. CONSULTA A TU RED DE CONTACTOS

Si tienes amigos (o amigos de amigos) que hayan viajado recientemente a Sudáfrica, envíales un mensaje para ver si te pueden dar algún consejo. Quién sabe, podrían enviarte una lista de cosas que hacer y lugares que visitar, e incluso podrían ponerte en contacto con sus amigos de allí, para quedar con ellos para tomar un café o hacer una visita turística.

9. CONVIÉRTETE EN UN HABITUAL

Si vas a quedarte en alguna ciudad durante un tiempo y vas siempre a la misma cafetería o al mismo restaurante, el personal acabará reconociéndote. Tendrás buenas oportunidades para conversar con ellos o para que te recomienden cosas que hacer y ver. Los camareros están acostumbrados a charlar, presentar gente o ayudar a los clientes, así que es muy probable que incluso podáis ir juntos a ver o hacer algunas cosas.

10. BUSCA UN GRUPO SOCIAL

Casi todos los que visitan una ciudad nueva o se mudan a ella tienen dificultades a la hora de conocer gente nueva o de familiarizarse con el lugar. Por eso han surgido muchas organizaciones, como MeetUp e Internations, para ayudar: hacen reuniones semanal y mensualmente para ayudar a la gente a ampliar su círculo social y hacer amistades.

aiesec-chile-hacer-amigos-3

Artículo escrito por EF Education First Chile para AIESEC Chile.

Fotografías de AIESEC Chile.

Desarrolla tu Estrategia de Contenidos

Contenidos para organizaciones

Toda estrategia requiere de una planificación y organización previa que te permita conseguir los resultados orientados a objetivos y resultados deseados por tu organización. Si bien es cierto que por mucho que se desee, a veces no es sencillo contar con un plan, también es importante considerar que es imposible no comunicar. Toda acción llevada a cabo trae consigo un mensaje que será codificado como parte de tu imagen.

En esta línea, entra en el panorama el Marketing de Contenidos; el cual para una organización sin fines de lucro es vital, ya que será la manera de comunicar cómo quiere ser entendida por su público, qué quiere lograr y a dónde quiere llegar. Pequeña o grande, una organización debe cuidar o al menos tener en cuenta qué mensajes transmite a su público.

Trabajar de manera acertada en la comunicación de tu organización no conseguirá otra cosa que resultados positivos. El trabajo de cuidar el contenido que se transmite requiere de esfuerzo; esfuerzo para definir objetivos, responsables y en la medida de lo posible, un plan que guíe la estrategia hacia el mejor camino. Puedes comenzar preguntándote ¿a quién quieres dirigirte?

¿Qué debo considerar antes de desarrollar mi estrategia de contenidos?

Antes de desarrollar tu estrategia de contenidos puedes considerar preguntas básicas, cuyas respuestas serán la base para conocer sobre qué comunicar, cuándo hacerlo, de qué manera y  a quién dirigir este mensaje.

  1. ¿A quién comunico mis mensajes y por qué?

La segmentación es la clave de toda estrategia de contenidos. Es posible que el  público objetivo de tu organización tenga necesidades de información distintas entre sí. Separar por grupos a tu público puede servir de ayuda para lograr que tu mensaje llegue de manera acertada a cada persona y genere la reacción que esperas de ella. No existen dos personas iguales, por lo cual, hacer una segmentación es un buen paso para lograr comunicar de manera eficiente.

Considerar qué información le interesa a tu grupo A, en función de aquello que necesita saber o al contrario, aquello que no necesita pero le llama la atención, te ayudará a definir la temática de tu contenido (por ejemplo). Al plantearte dónde busca información tu grupo A podrás conocer cuál es el medio idóneo para comunicarte con este grupo de interés, sea en redes sociales o a través de boletines informativos.

Una herramienta útil al hacer Marketing de contenidos, son los buscadores de palabras clave de acuerdo a tu target. Apoyándote en esta herramienta, no solo puedes conseguir optimizar los resultados que ya obtiene tu página web sino que puede tener información sobre las palabras exactas que más busca tu público en internet y en función de esto, lograr que sea él quien te encuentre porque estás comunicando exactamente lo que busca.

  1. ¿De qué manera comunico mis mensajes?

Un aspecto esencial antes de comenzar a generar contenido para tu público, es reflexionar sobre qué capacidad tienen los integrantes de tu organización para crear contenido efectivo que sea percibido por tu público como información acertada y de valor. Según  las capacidades reales de tu equipo, es posible determinar cuál es la mejor manera de crear esos mensajes.

Es necesario que hagas una análisis sobre quiénes dentro de tu organización tienen las capacidades necesarias para crear contenido, liderar estas acciones o cuáles son las áreas suficientemente fuertes como para generar contenido de valor en torno a ellas. Incluso tener en cuenta aquellas áreas en las cuales quizás no eres tan fuerte, podría permitirte determinar qué tipo de contenido difundir y en qué medida.

El tiempo para desarrollar contenido también es importante. Los miembros del equipo pudieran tener habilidades extraordinarias para desarrollar material escrito o audiovisual, sin embargo, resulta necesario reflexionar sobre la disponibilidad real de tiempo con la cual disponen para hacerlo. La frecuencia de publicación puede convertirse en tu mejor mejor aliado, si quieres generar aún más confianza.

No olvides considerar de qué recursos dispones para desarrollar tu estrategia de contenido. Desde el acceso a Internet, la autonomía para optimizar y alimentar tu página web, o el acceso a la tecnología para hacer fotos de calidad o editar material audiovisual; todos estos elementos serán necesarios para crear el mejor contenido posible de acuerdo con los objetivos de tu organización.

  1. ¿Cuándo debo comunicar?

El análisis del entorno es otro aspecto relevante que debes considerar antes de comenzar a crear contenido. Sería tonto pensar que eres el único en crear mensajes sobre la temática que le interesa a tu público, por esto, debes investigar sobre quiénes están comunicando lo mismo que tú, cuál es el tono que están implementando en su comunicación, qué aspectos de esa temática están dejando a un lado, qué resultados han obtenido.

Una vez conozcas esta información, debes tener en cuenta también, qué resultados has obtenido tú hasta el momento, con el contenido que hayas compartido. La analítica de tu web puede darte información exacta sobre los resultados en cuanto a cantidad de visitas o tiempo en la página. Considera que el punto de vista sobre el cual enfocas tu manera de comunicar puede influir en los resultados obtenidos y las decisiones futuras.

  1. ¿Qué debo comunicar?

Para determinar sobre qué generar contenido, será necesario que definas los objetivos de tu comunicación con base en las necesidades de información de cada grupo objetivo, cuáles son los intereses reales de tu organización o cuál es mi capacidad real para crear contenido de valor que repercuta de manera positiva en tu organización y el interés en lo que haces.

 

¿Qué tipo de contenido puedo desarrollar para mi organización?

Uno de los errores más comunes, es desarrollar contenido enfocado solo en la empresa dejando a un lado a la persona que recibirá el mensaje. Aun cuando la agenda y los productos de la empresa son importantes, en el marketing de contenidos es más importante el destinatario final.

El fin último de adoptar el Content Marketing como parte de la estrategia de una organización con fines de lucro o no, es entre otras cosas, captar la atención de clientes actuales y potenciales y lograr retenerles aportando valor. Al generar información enfocada en las necesidades de ese público, serás capaz de ir más allá de la información.

Ahora bien, la tipología del contenido que generes variará según el tipo de cliente al cual vayas a comunicar; sin embargo, puedes partir de la base implementada en la redacción de medios tradicionales.

  • Define la temática en equipo

Las personas que forman parte de tu organización, tienen información valiosa que puede guiar la redacción de contenido. Las personas responsables de cada área de interés para tu público, son la mejor fuente que tendrás para saber sobre qué escribir. Cada miembro de tu equipo es capaz de aportar valor con elementos interesantes para la definición de la temática.

  • Establece un calendario editorial

En función de la frecuencia con la cual quieras publicar contenido, puedes convocar reuniones con tu equipo para establecer, entre todos, los temas de interés sobre los cuales desarrollar contenido y de esta manera establecer un calendario que te ayude a darle forma y a planificar cómo y cuándo deben ser publicados tus mensajes.

  • Acuerda en equipo la base de tu contenido

En la redacción de los medios tradicionales, con frecuencia se suele definir cuál es la temática central sobre la cual se regirá el contenido distribuido. En este sentido, conocer los intereses de tu público es esencial; será el factor determinante para retener a tu público objetivo y si te apoyas en otras herramientas como por ejemplo, optimización en buscadores (SEO) lograrás que sea tu público quien te consiga.

  • Mide y analiza

Es importante que no te quedes solo en la creación. Fomenta entre los miembros de tu equipo la discusión sobre los resultados obtenidos a partir de los mensajes difundidos. No te quedes solo con la cantidad de visitas en la web, ve más allá. Discute con los miembros de tu organización qué observaron posteriormente en los canales offline. Comenta los resultados obtenidos (los buenos y los no tan buenos) para transformarlos en nuevas ideas.

Autor: Emanuel Olivier Peralta
Founder & CEO @ Genwords
Colaboración para AIESEC Chile
Fotografías de AIESEC Chile & AIESEC Global

11 consejos para hacer networking como un experto

Ir a un evento de networking es un poco como ir a una primera cita. Piensas demasiado en la ropa que te vas a poner, ensayas lo que vas a decir y te preocupas por los silencios incómodos y las manos sudorosas.

La buena noticia es que los primeros encuentros como estos se pueden practicar y se vuelven más sencillos con el tiempo, al menos los que tienen que ver con la creación de contactos. Con un poco de práctica, pronto te mezclarás con la gente y harás contactos como si fueras un profesional, y puede que incluso consigas el trabajo de tus sueños.

  1. REGLAS BÁSICAS

Es bastante claro, pero nunca está de más recordarlo: sonríe, muéstrate accesible y amable, pero sin compartir demasiada información ni parecer forzado. Haz preguntas (abiertas), escucha con atención, muestra un interés genuino e impresiona haciendo preguntas complementarias.

  1. EL NETWORKERQUE MADRUGA CONSIGUE LOS CONTACTOS

Llegar elegantemente tarde suele ser lo que queda bien, pero no cuando se trata de crear redes de contactos: llegar pronto tiene la ventaja de que va a haber menos gente y no tendrás que interrumpir a nadie para empezar una conversación, los networkers suelen tener tiempo y energía más que suficientes para hablar entre ellos.

  1. TEN UN PLAN

Poca gente considera el networking como su actividad favorita, así que ponte un objetivo: habla con 10 personas o pasa una hora en el evento. Después, recompénsate, y sube la apuesta la siguiente vez.

  1. TEN TARJETAS DE PRESENTACIÓN

Las tarjetas de presentación son la moneda de cambio en los eventos de networking, ¡tenlas siempre listas!. Si quieres ir más allá, haz tarjetas de presentación con un color o forma singular, o con un contenido ingenioso. De esta forma sabrás que no pasarás desapercibido.

  1. TOMA NOTA(S)

Nos gusta la gente que presta atención a lo que estamos diciendo. Un truco sencillo para recordar detalles, historias y anécdotas es tomar algunas notas después de que te separes de la persona con la que quieres tener un contacto posterior, los hobbies o las pasiones son perfectas para romper el hielo.

  1. SEGUIMIENTO

En algunas citas se sigue la regla de los tres días, los networkers tienen que seguir la regla de un día: haz un seguimiento en un plazo de 24 horas (48 máx.). Los e-mails son una forma rápida de hacerlo, puedes quedar muy bien haciendo referencia a alguna historia, artículo o anécdota de la que hayan hablado.

  1. SÉ PERSONAL

Tratar de llamar la atención de alguien con un correo electrónico puede ser complicado, a veces es más fácil un encuentro en persona. Después de un contacto inicial, sugiere quedar para tomar un café o una comida (de negocios), solo tienes que asegurarte de que el encuentro tiene un propósito. Después de todo, el tiempo es dinero.

  1. LA MAGIA DE LAS REDES SOCIALES

Las redes sociales son tus mejores amigas para crear contactos: mirar las fotos para recordar las caras o ver los currículums y portafolios te permite investigar y contactar después del evento de una forma más sencilla. Recuerda que hay Redes Sociales para amistades cercanas como Facebook y en el caso de querer crear vínculos profesionales Linkedin y Twitter funcionan mucho mejor.

  1. SÉ PACIENTE

Crear redes de contactos consiste en dar y recibir. No se trata solo de ti y del siguiente paso en tu carrera, es una especie de cadena de favores, que consiste en ayudar a otros haciéndoles un favor o presentándoles a otras personas.

  1. CALIDAD SOBRE CANTIDAD

Un contacto de calidad es más valioso que 20 superficiales. Aun así, es probable que necesites 20 superficiales para acercarte a esa joya. (Sí, igual que en las citas). Así que tienes que tener charlas superficiales hasta que te llegue el momento de brillar.

  1. ALIMENTA LA RED DE CONTACTOS

Has tenido charlas superficiales, has recopilado un impresionante montón de tarjetas de visita y has hecho algunos contactos online. Puede que incluso hayas quedado para tomar un café. En teoría, te podrías dormir en los laureles, ¿no? No. El trabajo solo acaba de empezar. Ahora tienes que alimentar a la red, ponte en contacto con ellos, sigue mejorando tus skills en el networking y asegúrate de que no se olviden de ti, nunca se sabe cuándo los necesitarás.

Este artículo fue escrito por EF Education First Chile para AIESEC Chile