Testimonios de voluntarios que han sido parte del programa Voluntario Global.

Tips para encontrar el proyecto de tus sueños

¡Hola otra vez chicos! Hemos hablado sobre la experiencia de Valen estos últimos días y quiero comentarles mucho más al respecto porque tenemos 2 experiencias más de nuestros miembros AIESECos que están tocando la puerta, pero soy bondadosa y quiero ayudarles desde el principio, muchos se deben preguntar ¿como hizo antes de irse? ¿como encontro ese proyecto? ¿Como eligió el país? Pues he venido a  regalarles un poco de sabiduría. El día de hoy les voy a dar consejos rapidos y practicos para la busqueda del proyecto de sus sueños. Irse de intercambio no es tan dificil como parece, a pesar de las dudas que a veces nos invaden les digo que esta experiencia merece el esfuerzo. Así que comencemos de una vez.

  1. Hazte las preguntas indicadas ¿Por que quiero realizar el intercambio? Es por mejora personal, crecimiento profesional, un poco de ambas (¿?)… preguntate a ti mism@ que quieres lograr con esta experiencia y lo que te gustaría obtener al hacerla, siempre es necesario tener un WHY, no importa el que sea.
  2. Si quieres desarrollarte como persona; ¿que puntos te gustaría mejorar? ¿que habilidades deseas obtener? ¿por que sientes que ésta experiencia te ayudaria a crecer?
  3. Si quieres aprender una labor más profesional; ¿como te ves en un futuro y que quieres aprender? ¿que aportes quieres dejar en una comunidad (pequeña o grande)? ¿eres de apoyar a el desarrollo de una iniciativa o prefieres el trato directo con personas?
  4. En base a las últimas preguntas podrás saber que buscas en un proyecto, si eres más de enseñar a los niños, si quieres ayudar al desarrollo sustentable de una comunidad, si eres de leyes y prefieres ser un apoyo jurídico en una ONG, tantas posibilidades…
  5. ¿A donde quieres ir? Es muy importante saber exactamente los sitios que tenemos en mente para conseguir un proyecto con anticipación, lo primordial es conocoer el país a donde quieres ir, no está mal pensar en donde te gustaría pasar unas gratas vacaciones y ayudar a alguien ¿no es cierto? Toma siempre 3 opciones y elige la que mejor se adapte a tus necesidades.
  6. Si ya tienes a tu paìs, solo entra en este portal y accede a todos los proyectos que AIESEC tiene, si conoces el punto geográfico, ya hiciste la mitad del trabajo. Es bastante sencillo realizar la búsqueda. Ingresa el país, selecciona Voluntario Global y cliquea en Más Filtros, una casilla dice ODS, ahi puedes revisar todas y cada una de los objetivos para desarrollar tu voluntariado.
  7. Si ya respondiste las preguntas anteriores con facilidad ¿QUE ESPERAS PARA TOMAR TU VOLUNTARIADO?

La planificación es base, si bien los planes espontáneos siempre terminan siendo geniales, crear un plan en base a lo que tenemos en mente nos ayuda  a trabajar por ello. Si te haces una idea clara sobre lo que quieres trabajar será mucho más facil encontrar el proyecto que tanto quieres y lo harás en corto tiempo, de igual forma nunca hace daño ahorrarse unos pesos en boletos de avión si nos lo proponemos ¿o no?

Bon Voyage!

Estar abiertos a recibir

ben-white-131245“Bendecidos aquellos que pueden dar sin recordar y recibir sin olvidar”

Cuando tenemos una experiencia en el extranjero pensamos mucho en el punto de vista de la persona que realiza el voluntariado, como es el shock cultural, como sobrelleva las situaciones en un ambiente totalmente diferente; pero se nos olvida la otra parte de la historia, el receptor.  No todo el jugo de la situación esta en irnos, también recibir a alguien es una experiencia a contar, comencemos esta semana familiar contándoles parte de mi historia…

Mis dos experiencias cercanas con intercambistas fueron ambas en Venezuela, una hace más de 6 años y otra hace un año; aquí va:

Cuando tenía quince años llego una  niña extremadamente rubia a mi colegio, que no hablaba absolutamente nada de español y estaba hecha un manojo de nervios, su nombre es Sarah y actualmente es una de las personas mas extrovertidas y aventureras que conozco, teniendo el privilegio de decir que es una de mis grandes amigas. Saritah viene de Alemania y su primer intercambio fue en el rincón más pintoresco de Venezuela que es mi ciudad Barquisimeto.

Pasamos un año increíble, donde no solo causó impacto en la vida de muchas personas (incluyéndome) si no que en ella creció un amor enorme por mi país y todo lo que lo componía, haciendo que de una u otra manera creciera en nosotros, quienes la rodeábamos, mayor interés en  saber que era aquello que exactamente le gustaba tanto de nuestro país y por que sentía tanto cariño… Eso es una parte de lo que hacen los intercambios en nuestra vida, nos hacen reflexionar sobre quienes somos y valorar en donde estamos, sin importar en que parte del globo terráqueo estés, ver la felicidad y el cariño que hablan de las personas con quienes creciste  y la ciudad donde naciste no tiene precio.

Por otro lado también despertó una curiosidad insaciable en mí y allí comenzó mi travesía en el mundo de las diversas culturas, lenguajes y viajes, oh los viajes, mis tesoros más preciosos. Pues bien, regresemos al tema; Sarah sigue siendo mi amiga hasta la actualidad y el cariño que ella desarrollo por mi país yo lo desarrollé por el de ella, encontrando personas maravillosas en el camino y oportunidades únicas. Ese fue nuestro regalo, sensaciones increíbles, recuerdos inolvidables, experiencias de crecimiento y amistades inquebrantables.

Mi otra experiencia cercana fue con mi amada amiga Ana Paula, de Brazil. Después de un largo camino de adolescencia Pauli y yo no encontramos en una escuela de idiomas, yo enseñaba inglés y ella portugués, naturalmente. Nuestra amistad comenzó cuando enseñándole español le explicaba  la diferencia entre “esta y está”  y luego a conversar sobre la vida sin faltar por supuesto el amor, ambas sufríamos de un diagnóstico de corazón medio roto…¡Un tema que une a cualquiera!

Nuestra amistad creció como la levadura, le enseñé en medida que pude todo sobre mi cultura y ella de igual forma me contaba sobre Brazil; pasábamos nuestros almuerzos juntas y le recomendaba semanalmente comidas y sitios que visitar. Ani Pau es una de las personas a las que tanto cariño les guardo, hablamos cuando nuestros horarios se adecuan pero se que la querencia es la misma.

Estas dos amigas aunque no tengan nada en común, a excepción de esta servidora, han causado un impacto diferente en muchas personas, les crearon consciencia de nuevas culturas, crearon inspiración incluso motivación de dar el siguiente paso que necesitaban para arriesgarse a tomar una aventura, crearon una nueva pasión, una nueva dirección, sin querer… El recibir también es una experiencia, si decides tomar un voluntariado recuerda también el legado que de alguna manera dejarás.

La historia nunca termina cuando regresas, es cuando apenas comienza; mi historia recibiendo no termina aún, varios chilenos han dejado un gran impacto en mi vida también, supongo que estoy destinada a llenar mi celular de códigos extranjeros y anécdotas a retratar…

 

7 Razones para irte de voluntariado

IMG_5703

 

¿Que nos gusta de viajar? ¿Que nos gusta en ayudar al otro?

Este post va dedicado a buscarle siempre lo positivo a cualquier situación y que mejor positivismo que generar un cambio mediante “Voluntario Global”. La idea de explorar sitios diferentes y conocer nuevas culturas, la gratificación de generar un impacto en la vida de alguien… Para mi es una invitación a la que asistiría sin duda alguna.

1) “Atrévete a ser parte de un cambio real en el mundo” Siempre nos quejamos sobre los problemas ¡Pero no hacemos nada al respecto! Diferénciate trabajando en pro al cambio positivo de una comunidad.

2) “El conocimiento es poder” Conocer a fondo sobre los temas y situaciones actuales en distintos países, especialmente Latinoamérica.

3) “Atrévete a salir de tu zona de confort” Tener  la posibilidad de vivir una experiencia totalmente diferente en estas vacaciones.

4) “De la experiencia nacen las fortalezas” Sumar este tipo de experiencias a tu currículum laboral no suena tan mal ¿cierto?

5) “Ayundado a otros nos ayudamos a nosotros mismos” Se parte de la solución a una problemática y aprende las lecciones de esa hermosa vivencia.

6) “Crea liderazgo e independencia” Hay alguna mejor manera de desafiarte a ti mismo que tomando iniciativa en un ambiente diferente con personas que quieren aportar lo mismo que tú. (No lo creo)

7) “Crear anécdotas y generar gratos recuerdos” Un voluntariado es una experiencia única en donde puedes combinar el turismo consciente generando real impacto social a tu alrededor y llevándote maravillosos recuerdos a tu hogar.

¡Un bonus! Puedes tomar tu voluntariado con algún amigo; nada dice “amistad eterna” como un viaje. Atrévanse a unirse a la aventura, atrévanse a generar impacto, atrévanse a diferenciarse y quien sabe si el día de mañana puedan crear cambios en su comunidad.

¡Anímate a ser parte de la cambio!

 

Javiera Roa, #VoluntarioGlobal en Brasil

Fui a São José Dos Campos, Brasil a vivir una experiencia que me hizo crecer mucho como persona. Todo comenzó en Valparaíso, donde los chicos de AIESEC  me motivaron y ayudaron a tomar la decisión de viajar a hacer un voluntariado en una ONG fuera del país. No fue mi primera vez en Brasil, y probablemente no sea la última, pero esta vez fue completamente diferente. Desde el primer día sentí que esto iba a ser un gran desafío.

Tuve la suerte de vivir con tres hosts que me recibieron con los brazos abiertos y que me incluyeron en sus actividades diarias como una brasileña más, por lo que pude conocer mucho sobre la cultura brasileña, conocer lugares hermosos, comer su comida (el maravilloso açaí) e incluso aprender un poco de su idioma. Ellas hicieron que me sintiera como en casa.

La ONG donde trabajé se llama Associação Humanitária Amor e Caridade, un asilo de ancianos y hogar de personas en situación de calle con necesidades especiales. En un inicio para mi fue fuerte ver una realidad completamente diferente a la que yo estaba acostumbrada, pero el conocer las historias de las personas que allí vivían me motivó a trabajar con todo el ánimo. Trabajé en el proyecto SMarketing, donde lo que se busca es que la asociación tenga mayor visibilidad y que la comunidad sepa como se puede ayudar, todo esto con el fin de juntar recursos, los cuales mes a mes eran escasos.

Aprendí bastante en este trabajo sobre el funcionamiento de una ONG, además de conocer la realidad de las personas allí viven todos los días, intentando salir adelante con lo que se puede. En la asociación conocí gente maravillosa, desde su dueño, los moradores, la gente que trabajaba y los voluntarios de distintos países con los que trabajé, con los cuáles aun tengo contacto y que agradezco mucho haber conocido.

Sin duda, viajar solo(a) es algo complejo. En mi caso, fue la primera vez que salía del país completamente sola y siempre está el miedo a lo que pueda pasar, por lo que siempre se debe tener la mayor precaución en todo para así disfrutar al máximo la experiencia.

Cuando me preguntan sobre mi viaje, siempre se lo recomiendo a todos, por que es una experiencia que te abre al mundo, te saca de tu burbuja y te hace aprender cosas que jamás pensaste. Cuando se está en la zona de confort es muy difícil aprender cosas, tienes límites. Es necesario cada cierto tiempo hacer este tipo de cosas para darte cuenta que hay muchos lugares que conocer y personas de las que puedes aprender.

Debo finalmente dar gracias a AIESEC Valparaíso y a AIESEC Vale de Paraíba que hicieron todo más fácil y se preocuparon por todos los detalles desde que decidí viajar, hasta que volví a Chile.

Fotografías de Javiera Roa para AIESEC Chile